For example: Berlin, Tokyo, Rio de Janeiro

What is Troovel?
Looking traveller customers? Advertise here

Troovelers who want to go to London


Troovelers who have been in London

London

Troovel has plans for you in London, start your trip!

"Un hombre cansado de Londres es un hombre cansado de vivir,pues en Londres hay todo lo que la vida puede ofrecer." Samuel Johnson (1777)   Con esas palabras arranca, creo recordar, el paseo "The Original London Sightseeing Tour" en autobús turístico desde una de sus múltiples paradas. No recuerdo exactamente en qué punto se menciona, pero sí que la frase se me quedó grabada. Normalmente, no soy muy partidario de ver las ciudades desde ningún medio de transporte, sino a pie. Pero he de decir que, en una ciudad tan inmensa como Londres, merece la pena. La vuelta va pasando por los principales lugares de interés y, a través de unos cascos, en los que puedes elegir el idioma entre unos cuantos (entre ellos, español), te vas enterendo de cosas curiosísimas sobre la ciudad, como la historia de algunos de sus barrios; leyendas, como la de la Torre de Londres y "los cuervos sagrados"; o anécdotas como el dicho que afirma, sobre Picadilly Circus, que si permanecemos allí durante más de 7 minutos, con toda probabilidad nos cruzaremos con algún conocido. Picadilly Circus es, sin ninguna duda, mi lugar favorito de todo Londres. No puedo decir si tiene o no algo de especial; simplemente, fue el primer contacto que tuve con la ciudad, exceptuando, por supuesto, ese otro mundo subterráneo, que es el metro. A pocos minutos caminando, está Leicester Square, donde podemos encontar el famoso cine Odeon, donde se realizan los estrenos mundiales de películas como las de James Bond. Esta zona es una de las más transitadas del West End, con un constante ir y venir de turistas, y donde, entre bromas, risas y gritos, podemos oir a todo tipo de gente hablando en múltiples idiomas. Una vez en Leicester Square, tanto el Soho como Covent Garden están a un paso, al noroeste y al noreste, respectivamente. Para describir el Soho, sobran palabras. El barrio es bien conocido en todo el mundo. Animado de día, tarde y noche, es uno de los destinos que más sorprende por la variedad de quienes se pierden por sus calles. Limita con Oxford Street, famosa por tener las tiendas más caras y exclusivas de Londres. Por su parte, Covent Garden es impresionante. Siempre lleno de vida: puestos con mil y un artículos , música en vivo, artistas callejeros... Para quien le guste dar un paseo en barco, puede subir a uno en los muelles de Westminster, desde donde se ofertan varios recorridos; o también podemos disfrutar de un bonito paseo en barco por la zona conocida como Little Venice. En este caso, tenemos que alejarnos un poco de la zona más céntrica, hacia el norte. Pero, una vez allí, nos damos cuenta de que el desplazamiento merece la pena, además del paseo, porque una de las paradas de este recorrido en barco es Camden Town, el conocido mercadillo que, aunque entre semana es más un mercado de frutas y verduras, el domingo podemos encontrar casi cualquier cosa. Si no te suena el nombre de Camden Town, seguro que sí conoces Portobello Road. Es otro mercado, pero esta vez, de antigüedades. Para buscar curiosidades y artículos "en vías de extinción", es el lugar perfecto. Otra cosa que me sorprendió de Londres fue la cantidad de estaciones de tren, distribuidas por la ciudad. Las más emblemátias y/o más conocidas, son tres: Waterloo Station, King's Cross & St. Pancrass Station y Victoria Station. De la primera de ellas, salen trenes nacionales y, hasta que en 2007 se cambió por King's Cross, el tren internacional que comunicaba con París por el eurotúnel. Si eres fan de las películas de Harry Potter, en King's Cross puedes encontrar el carrito del equipaje "entrando" en el andén 9 y tres cuartos. En cuanto a Victoria Station, si buscas alojamiento, puedes encontrarlo en esta zona. En concreto, en la calle Belgrave Road, a sólo 5 minutos de la estación de tren, tienes entre 20 y 30 Bed & Beakfast, con multitud de opciones y precios. Habitaciones para más de 3 y 4 personas (estilo albergue), habitaciones individuales, dobles, con el baño independiente, con el baño compartido... Según tu bolsillo y tu nivel de exigencia, puedes encontrar desde 25 hasta 60 libras o más por noche. Por cierto, si vuelas a Gatwick, el tren (Gatwick Express) te deja en la misma Victoria Station, con lo que no te tienes que gastar un dineral en taxis, ni perderte de noche por el metro de Londres, que eso ya tendrás tiempo de explorarlo a plena luz del día. Y otro dato a su favor: en 15 minutos, llegas andando a Buckingham Palace, y de ahí a Oxford street hay un paseíto muy agradable. Otra zona donde puedes encontrar una amplia oferta de Bed & Breakfast es donde se encuentra King's Cross. Hay una calle enfrente, a sólo dos minutos andando, llamada Argyle Street y una plaza, Argyle Square, justo al lado, donde puedes ver tantos Bed & Breakfast como en la zona de Vitcoria Station, o más. No está tan bien ubicada, pero está muy cerca del centro, a sólo 3 ó 4 paradas de metro de Picadilly Circus. Hay que tener en cuenta que Londres es inmenso y que su centro es enorme. De hecho, podríamos considerar como centro toda la zona 1 del metro. Por lo demás, prácticamente en cualquier zona es posible encontrar alojamiento, ya sean hostales, albergues u hoteles. Si lo que nos apetece es una estancia tranquila, seguro que algo más retirado del centro, podremos conseguir hoteles más baratos y de muy buena calidad. En cuanto a las principale atracciones, museos y visitas "obligadas", la lista sería tan amplia que necesitaríamos dos semanas para verlo todo, y aún nos faltaría tiempo. Muchos de esos lugares ya se han mencionado anteriormente, pero aún quedan muchísimos otros, como por ejemplo, los siguientes: 1. Buckingham Palace. El cambio de la guardia se hace por la mañana, a las 11:30. 2. El museo de cera Madam Tusseauds. Además del museo, merece la pena visitar el planetario, al que puede accederse con la entrada del museo. 3. Baker Street, la conocida calle donde, ficticiamente, vivió Sherlock Holmes. 4. Trafalgar Square. Esta plaza es el kilómetro cero de Londres, es decir, desde donde se miden las distancias a otras ciudades. Si eres aficionado a lugares curiosos, no dejes de visitar "El Café de la Cripta" de la Iglesia de St. Martin in the Fields. La verdad es que esté en pleno Trafalgar Square. Incluso se puede acceder a la cripta directamente desde un ascensor ubicado en la superficie. Y sin embargo, siempre me había pasado desapercibida. Si entras por la iglesia, la encontrarás haciendo esquina, y desde la misma iglesia, al lado de la puerta de entrada, hay otra que parece una salida de emergencia... ¡pero no lo es! Es la bajada a la cripta. No te marches sin verla. Puedes tomar desde un café hasta comer. Y es eso. Una cripta, con sus lápidas en el suelo, y todo lleno de arcos. Lo curioso es que no da la sensación de ser un lugar tétrico. Al contrario, es muy cómodo y agradable. 5. Museos, los que quieras. Los más conocidos son el Museo Británico, en el que puedes perder el día entero fácilmente, la National Gallery, el Museo de Albert & Victoria  y el Museo de Historia Natural. Pero hay muchos más. 6. Harrods. Probablemente, el centro comercial donde más turistas al día entran de todo el país, y me atrevería a decir que de toda Europa. Aunque no vayas a comprar nada, sólo por ver los artículos que tienen, desde lápices de recuerdo hasta una armadura medieval, merece la pena perder unos minutos. 7. Hyde Park. Es un lugal absolutamente imprescindible. No te vayas de Londres sin haberlo visitado. Si además vas con tiempo de sobra, seguro que te apetece perderte un buen rato paseando entre sus árboles y jardines. En una de sus esquinas, puedes encontrar el Speakers' Corner, un lugar donde se suben muchos a hablar sobre cualquier cosa y donde a veces se arremolinan muchos turistas a escuchar lo que sulen decir a gritos. 8. Los musicales. Algunos son bastante caros y otros más asequibles, pero buscado con tiempo en páginas web que ofrecen descuentos y ofertas de 2x1, puedes encontrar cositas muy interesantes. Además, es una muy buena alternativa a salir de marcha. Y hablando de salir de marcha, por supuesto, en Londres hay mucha. Pero hay que tener en cuenta que las horas de apertura y cierre de los locales son distintas que en España. Por tanto, mi recomendación es salir temprano para evitar frustraciones, como que la mitad de los bares te los encuentres cerrados o a punto de cerrar cuando tú te dispones a entrar. Hay cantidad de zonas para salir. Dos de las más animadas son Nothing Hill y el Soho, aunque hay muchas más. Si lo que te apetece es discoteca, en esta ciudad tienes a algunas de las más conocidas, como Ministry of Sound, Pachá Londres o The Fabric. Eso sí, prepara la cartera, porque la entrada suele ser cara (entre 15 y 30 libras) y las copas, también. Para comer, tienes infinidad de pubs donde sirven comida practicamente todo el día, además de los restaurantes, y los típicos "eat as much as you can" (come todo lo que puedas) por 8 ó 10 libras. Para empezar con energía la jornada de visitas, puedes empezar por el famoso full english breakfast, el desayuno inglés con huevos revueltos, bacon, salchichas, tostadas y baked beans (alubias), que en muchas cafeterías lo sirven desde por la mañana hasta última hora de la tarde. Como puedes comprobar, en Londres tendrás oportunidad de hacer turismo cultural, pasear, divertirte, ver sus espectáculos... Como se decía al principio, disfrutarás de todo lo que la vida puede ofrecerte.

Places of interest (964)
Hotels (1051)
Gastronomy (11023)
Shopping (34)

My trips


Start your trip

I've been

I want to go

Troovelers I follow