For example: Tokyo, Paris, New York

What is Troovel?
Looking traveller customers? Advertise here

Troovelers who have been in Beijing

Templo del Cielo

Troovel has plans for you in Beijing, start your trip!

Resulta difícil resistirse a la tentación de visitar un sitio como un nombre tan sugerente como El Templo del Cielo,  debe ser por esto que se ha convertido en una de las atracciones turísticas más populares de Pekín. Se encuentra bastante alejado del centro, enclavado dentro de un parque por el que merece la pena pasear y no por el parque en sí, sino por su fauna, constituida básicamente de pequineses. Al recorrer el parque uno puede verse sorprendido por un grupo de locales practicando algo tan oriental como el  tai-chi o tan occidental como el aerobic. Hay gente cantando, orquestas practicando…, en este sentido se podría comparar con El Retiro madrileño, hay tanta gente local que uno se pregunta ¿estos también habrán pagado entrada?, me temo que no, pero también creo que como turistas que somos nadie nos va a librar de pasar por taquilla.  Desde luego, como experiencia social resulta mucho más interesante el parque que el propio templo, que destaca sin embargo por su original diseño arquitectónico. El templo en sí, por muy singular que suene, es una construcción plural que engloba una serie de edificios en un recorrido que, como en la Ciudad Prohibida, se sucede de sur a norte. Fueron construidos a principios del S. XV para que el emperador, y nadie más que él, fueran allí a rogar o a dar gracias por las cosechas. Vamos, para adorar al cielo, y de ahí su nombre. Entrando por la puerta norte, nos encontramos en primer lugar con el Altar del Cielo. Tres círculos concéntricos a distintos niveles, estando a mayor altura el interior. Arriba, la piedra central, es la más sagrada, y como debe traer buena suerte, está siempre atestada de chinos haciéndose fotos. Entre eso, y que la cultura china no se caracteriza por su tendencia a ceder el paso, te sugiero que si quieres atraer la suerte te des una vuelta por el parque en busca de un trébol de cuatro hojas… sin duda más sencillo que hacerte con un sitio en la dichosa piedra. Seguiremos nuestro recorrido por una edificación que podemos considerar secundaria, La Bóveda Imperial del cielo, posteriormente, por una pasarela que con el sol pegando en la coronilla se hace muy larga, llegaremos a la edificación final y más característica del complejo: El salón de la oración para las buenas cosechas.  Creo que con ese nombre, explicar su función sería redundante por mi parte. Sí diré que, no sé si por el largo recorrido o por su forma de caja de galletas de lujo, contemplarlo no sólo produce admiración sino que da hambre. Es en ese momento cuando pensé que si hubiéramos llevado bocadillo podríamos haber seguido un rato más dando vueltas por el parque huyendo del turisteo del templo y mezclándonos con los locales.  Así que cuando vengas, no olvides traer tu bocata de tocino. De tocino de cielo, por supuesto.


My trips


Start your trip

I've been

I want to go

Troovelers I follow